sábado, 31 de agosto de 2013

Mujer + Literatura erótica



Parece que libros, como la actualmente popular trilogía de las Cincuenta sombras de Grey de E.L.James, ha puesto de moda el sexo BDSM y son muchas personas las que se acercan con curiosidad a estas prácticas o al menos a las más "vainillas". Desde el más profundo respeto y el poco conocimiento que puedo tener del tema, sumado a lo que llevo leído de la trilogía, me parece que es una visión un poco idealista y  romántica de lo que sería una relación de esta corriente. No es ni por asomo el mejor libro que ha pasado por mis manos, y quitando algunos pasajes que me llegan a aburrir, y que además es innegable que se creó originalmente como una fanfiction de la saga "Crepúsculo", en general debo decir que la trama me entretiene. Pero lo que más me gusta es que por fin se hable de la literatura llamada "erótica" con naturalidad y sirva de inspiración. 

Hay bastante detractores de este género que creen que esta saga está sobrevalorada y abundan comentarios despectivos circulando por ahí, refiriéndose a él como "porno para mamá" o cosas por el estilo. La realidad es que se ha convertido en uno de los mayores fenómenos de ventas de la actualidad, y guste o no ha abierto el camino a otras muchas otras novelas de esta índole. Debo decir que sin duda ha ayudado la proliferación de los libros electrónicos, mas discretos y que evitan miradas desdeñosas de las que yo misma he sido objeto alguna vez.  Lo que llama positivamente mi atención es que seamos cada vez más mujeres las que hablemos de sexo, sin que tengamos que sentir vergüenza o tener que aguantar escandalizados comentarios de un sector contagiado de un puritanismo hipócrita. Me parece realmente liberador.  

Literatura erótica ha habido desde la antigüedad y siempre la habrá, con más o menos censura. Leí, no recuerdo dónde, unas declaraciones de Erika Lust, pionera de la llamada pornografía feminista, en la que daba su opinión de porqué la mayoría de escritores de estos libros eran mujeres. Ella decía que era "porque cuando los hombres escriben un libro de alto contenido erótico, se llama, simplemente literatura", una frase que se me quedó clavada.

Como mujer y lectora me identifico mucho más con la visión y percepción de autoras que comparte la misma psique femenina que yo, y huye de lo que hasta ahora venía estipulado desde un género eminentemente masculino. Cuando en alguna ocasión algún hombre nos pregunta porque no nos gusta en general el porno a las mujeres, le contesto que personalmente, me cuesta identificarme con los estereotipos que no tienen nada que ver conmigo, para ello necesitaría personajes que me emocionen y una buena historia que no sólo me evoquen placer físico, sino también emocional. Eso, de momento no abunda, pero en cambio en la literatura encuentras multitud de títulos que sí logran esta conexión con el lector y traspasa los límites de tus fantasías, no porque las que las quieras hacer realidad sino por el simple y puro placer de dejarte arrastrar un lugar de tu mente donde todo es posible.

 Y si no, como dice mi madre "Para gustos... los colores" 




No hay comentarios :

Publicar un comentario