jueves, 13 de febrero de 2014

Sorpresas en San Valentín

El 14 de Ferrero es una fecha especial, y te guste o no celebrar el "día de los enamorados" o "del amor y la amistad" según el país en el que estés, siempre te lo recuerdan constantemente, sobretodo en lo referente a la publicidad. Como casi todas las fiestas se ha convertido en un acontecimiento enfocado al consumismo ¿Qué poco romántico, verdad?

Para mí este San Valentín viene cargado de regalos. Sí sí, de regalos... porque el haber tenido la oportunidad de colaborar en una antología en la que participa autoras a las que admiro ha sido, no un regalo, sino un regalazo. "Ocho corazones y un San Valentín" llegó en un momento anímico un poco difícil para mí, y siempre estaré agradecida por este bendito regalo que me sacó más de una sonrisa y que me ayudó para seguir adelante. 

Lo bueno de todo esto es que también es un regalo de estos ocho corazones para vosotros/as, porque sin vuestro apoyo lo que escribimos se quedarían en palabras escritas que no cobraría vida, esa que le dais al leer nuestras historias.

Algunos/as estoy segura que ya conocéis a muchas de las que con tanta ilusión preparamos esta sorpresa, estos ocho corazones: Iris T. Hernandez, Samanta Rose Owen, Castalia Cabott, Verónica García Montiel, Chloe Santana, Lydia Alfaro, Anele Callas (una servidora)
y la aportación estrella dOlivia Ardey.



Esta recopilación especial de relatos la podéis descargar gratuitamente en www.nuevaeditoradigital.com
Disfrutadla

A parte, me llegó ayer una noticia que me alegró mucho, y eso que ya ni me acordaba. No quiero decir mucho más por si se tuercen las cosas, pero ha sido también un regalito para mí.

Y por otro lado, espero el detalle de mi pareja mañana... no somos de regalos opulentos ni caros pero siempre intentamos sorprendernos con algún detalle más personal y significativo, mejor que cualquier otra cosa que podamos comprar en tiendas. 


Para terminar, como no hay que acostarse sin aprender algo nuevo, termino con un poquito de historia... sabemos lo de las rosas, los regalos y demás pero lo que no sabía era que esta tradición viene de tan atrás en el tiempo. Investigando un poquito por la red me enteré de que sus orígenes tiene diversas teorías, pero la que tiene más fuerza es la que defiende que es una fiesta pagana cristianizada en la antigua Roma, como pasó con otras celebraciones. El culto a dios Eros en la antigua Grecia (Cupido para los romanos), consistía en llevar ofrendas y regalos al dios para encontrar la pareja ideal.

Sin embargo, celebrarlo en esa fecha concreta se remonta al Imperio Romano. Según parece sobre el siglo III d.C. y bajo el gobierno de Claudio II en Roma, se prohibió el matrimonio entre jóvenes, porque al parecer eran mejores soldados si no tenían las ataduras y preocupaciones que dan la familia. Un sacerdote, San Valentín, creyó injusto este decreto y se dedicó a celebrar matrimonios entre jóvenes enamorados llegando a alcanzar una gran popularidad. Esto hizo que tuviera que compadecer ante el emperador que llegó a interesarse en el cristianismo, pero coaccionado ordenó encarcelar a Valentín. El oficial encargado de hacerlo, Asterius, le puso a prueba retándolo a que devolviera la vista a su hija ciega. En el nombre del Señor, el sacerdote aceptó y la sanó. No le sirvió de mucho ya que el emperador finalmente ordenó su ejecución el 14 de Febrero de 270 d.C. La hija de aquel oficial, Julia, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. Desde entonces se ha considerado como símbolo de la amistad y el amor duradero.

¡¡¡¡Qué tengáis un feliz San Valentín!!!!





2 comentarios :

  1. Lo dicho! Te lo mereces todo! Y no seas tan misteriosa que me pongo nerviosa! Feliz San Valentín, cielo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, es verdad... mejor no decir nada, pero es que no me gusta hablar antes de tiempo para que no se gafe
      FELIZ SAN VALENTÍN guapisimaaaa. Muchos besos

      Eliminar